Clase 1

Nuevo Paradigma

Con el desencadenamiento de las revoluciones, que se dan como un movimiento de liberación, surgen nuevos paradigmas que rompen con los códigos preexistentes dando paso a estructuras novedosas. A partir de esto, hay transformaciones económicas, sociales y, sobre todo, tecnológicas. De esta forma, se impulsa la economía de cada país, mejorando el estatus de vida, aumentando la comunicación a nivel mundial, perfeccionando y multiplicando la producción y disminuyendo su tiempo y el desperdicio de bienes, los cuales ampliaremos más adelante. Una de las más grandes revoluciones autoras de este cambio es la Revolución Industrial, que al influenciar y modificar todos los aspectos de la vida cotidiana, marca un punto de inflexión en la historia. A partir de este momento, se rompen todo tipo de estructuras y pasamos a vivir en un constante cambio.

Todos estos cambios crean una división en las personas. Están quienes se dejan llevar por las novedades y las mejoras de estos nuevos paradigmas y quienes se aferran al pasado, sosteniendo que no hay nada malo en él.

Hay que saber aprender, desaprender y reprender a lo largo de la vida. De otra forma, como dice Alvin Toffler, el que no esté dispuesto a llevar a cabo esto, se transformará en el analfabeto del siglo XXI.

Hay quienes les cuesta entender que aunque los cambios sean costosos, estos traen consigo oportunidades. Todo esto puede resumirse en una oración: la crisis lleva al cambio y el cambio trae nuevas oportunidades. La gente es denominada como “marcadora del pulso”.

adelante

Este término se refiere a que las personas con sus ganas, sus intereses y curiosidades marcan el camino y, en consecuencia, marcan tendencias. Es decir, que las tendencias están creadas por las mismas personas. Son ellas mismas las que deciden qué caminos tomar, a quiénes seguir como ejemplo y cómo hacerlo. Y son las empresas quienes deben reconocer estas tendencias para aprender qué es lo que los consumidores quieren, esperan y necesitan para formar parte.

En conclusión, todos estos nuevos paradigmas llevan a cambios universales. Un cambio muy importante es el del producción, la comunicación y el consumo, debido a que ya no existen emisores y receptores, productores y consumidores; estamos frente a los prosumidores, personas que no solo consumen bienes, sino que producen contenido que aporta a la creación de esos bienes que ellos desean. Se trata de consumidores que ayudan a los productores hablándoles de sus gustos, de sus necesidades, y de cómo, dónde y cuándo quieren satisfacerlas.

Esto se puede relacionar con la estrategia del océano azul, creada por W. Cham Kim, que busca dejar de lado la competencia entre las empresas, ampliando el mercado a través de la innovación. Esta estrategia describe la importancia de dejar de competir entre sí para ser exitoso y, en vez de eso, propone utilizar espacios pertenecientes al mercado que aún no han sido explotados. Un ejemplo llamativo de un negocio que ha puesto en marcha la estrategia del océano azul es el Cirque du Soleil, que mientras el negocio circense agonizaba, este circo tan particular no intentó superar a su competencia haciendo payasos más famosos o más graciosos, sino que creó un nuevo concepto dentro del mercado de los circos, cautivando a millones de personas con sus innovaciones. Esta estrategia es totalmente opuesta a la del océano rojo, mercado que se mantiene siempre igual, previsible, sin novedades.

“La tercera ola” de Alvin Toffler

Hay un libro de Alvin Toffler llamado “La tercera ola” que refleja todos los cambios paradigmáticos que sucedieron a lo largo del tiempo. Este habla de tres olas que afectaron a la humanidad: una primer ola que surge a partir de la Revolución Agrícola, desde el año 8000 a.C. hasta el siglo XVII, dejando atrás la caza y la pesca para dar lugar a la agricultura. Como consecuencia de esto, el hombre deja de ser nómade y adopta un estilo de vida sedentario, transformando el medio que lo rodea para mejorar su vida. Nace el concepto del trabajo y hay un crecimiento demográfico, desarrollando la necesidad de organizar la sociedad, a partir de lo cual nace el comercio y la edificación. En esta primera ola ya se puede dividir a las personas en primitivas y civilizadas, debido a que algunos seguían sobreviviendo de la caza y la pesca, mientras que otros ya habían implementado el descubrimiento de la agricultura y la ganadería.

Luego, aparece la Revolución Industrial como la segunda ola, la cual trae nuevos inventos como la máquina a vapor y la imprenta. Se crean industrias y las máquinas le roban al hombre su tarea de fabricar bienes. Esta época trae consigo el auge de las ciudades. La producción es masiva y en serie, se establece aún más el concepto del trabajo. Los trabajadores reciben una recompensa por trabajar, con lo cual compran bienes para su familia y los chicos reciben educación.

Por último, aparece una tercera ola que se viene llevando a cabo hace aproximadamente 40 años y sobre la cual se dice que estamos navegando sobre ella actualmente. Esta es la ola de la tecnología y el conocimiento y se caracteriza por la descentralización, la desmasificación y la personalización. Las personas ya no son parte de una masa de iguales, sino que hay quienes van contra la corriente, ya sea por su modo de pensar, de vestirse o de vivir. Las personas ya son capaces de pensar por si mismas. Tienen la posibilidad de informarse por medio de otras personas, de otras culturas, todo a través de los medios de comunicación que existen gracias al desarrollo tecnológico que lo permite transformar la producción, la distribución y recepción de contenidos. Ya no hay aguja hipodérmica que inyecte mensajes o conceptos como antes. Las personas son totalmente capaces de decidir qué es lo que quieren creer y qué es lo que no. Y así es como este libro resume en tres olas todos los cambios que llevaron a oportunidades en el mundo, mejorándolo, facilitándolo, entendiéndolo con más profundidad.

Cambios en los medios de comunicación

Hoy en día, la comunicación se dejó de dividir en los clásicos segmentos ATL o BTL para volverse integral. Los medios deben mezclarse, ya no existe estar online u offline; ya no hay “line”. No solo los medios cambiaron, sino, como previamente nombramos, los consumidores dejan de llevar ese nombre para llamarse prosumidores (productores + consumidores.

 

atl-vs-btl

Entre todos los cambios producto de estas revoluciones, nos encontramos con algunos más llamativos, tales como la forma de leer, de escuchar y de jugar. Voy a explicar a que nos referimos con eso.

Nuevas formas de leer

A la hora de leer, algunos siguen comprando libros o diarios, mientras que otros acceden a ellos por medio de la tecnología, ya sea computadoras, tablets y celulares. Para esto, hay que investigar y analizar que es lo que la gente prefiere para así satisfacer su necesidad.

ebook-tablet

Nuevas formas de escuchar música

Lo mismo sucede con la música. Anteriormente, la gente compraba CDs en los cuales habían entre 10 y 20 canciones del mismo artista. Hasta hace unos años, algunos programas como Napster o Ares produjeron una baja en la compra de música, ya que descargarla desde estos programas era totalmente gratuito (e ilegal). Hoy en día, las personas ni siquiera descargan la música a sus computadoras debido al peso de los archivos y al miedo de descargar un archivo infectado (virus) que destruya la computadora. En vez de esto, se escucha música desde aplicaciones conectadas a la red, es decir, música online. No hace falta la descarga del archivo musical, sino que con el simple hecho de entrar a la página web con nuestro usuario y contraseña podemos encontrar una Playlist que nosotros mismos armamos. Un ejemplo de esto puede ser Spotify, o Grooveshark.

 

Nuevas formas de jugar

Por último, uno de los más grandes cambios fue en el ámbito de los juegos. En el pasado, los juegos eran objetos físicos: cajas con rompecabezas, muñecos de acción, juegos de mesa, cartas, entre otros. Hoy en día, la gente descarga juegos de internet o los juega online. Solo es cuestión de tener un usuario y contraseña. Antes, si nosotros queríamos saber quién iba ganando un juego, debíamos tomar nota de los resultados, mientras que ahora, la tecnología se encarga de llevar apunte de todos los resultados y puntajes que jugador. De hecho, hoy en día existe el concepto “Cloud” o, como algunos le dicen, “La Nube”. Esto funciona como una carpeta invisible, que no está particularmente en nuestra computadora sino en internet, pudiendo usarla como backup de todos nuestros contenidos, tanto juegos, como archivos, fotografías, canciones. Esto permite que se pueda acceder a los contenidos desde cualquier dispositivo siempre y cuando tenga acceso a internet.

iPad

Hay 2 conceptos producto del cambio que sufrieron los juevos:

  • El primero es el Social Gaming, es decir, juegos oline que se juegan a través de las redes sociales o browsers, interactuando con otras personas que también están jugando.
  • El segundo es el Mobile Game, por el cual se relaciona directamente a los videojuego con los smartphones, tableta, computadoras, entre otros dispositivos electrónicos, mediante los cuales se pueden jugar estos juegos, que por lo general son descargados como aplicaciones que vienen diseñadas para cada dispositivo en especial. 

Probablemente, la necesidad, ya sea de leer, de escuchar o de jugar, sea la misma. De hecho, se dice que los marketineros no crean necesidades nuevas en las personas, sino que encuentras soluciones nuevas para satisfacer necesidades existentes. Lo que cambia es la situación en la que lo voy a consumir. Y el hecho de adaptarse a las distintas situaciones en las que una persona puede querer consumir un producto o servicio es lo que genera un valor agregado en los mismos.

 

Nuevas formas de ingreso: Freemium & E-commerce

A partir de estos cambios, también se crearon nuevas formas de ingreso, como el “Freemium” y el“E-commerce”. El Freemium es un modelos de negocios que ofrece servicios gratuitos, mientras se cobra por otros más avanzados. Un claro ejemplo es el de Spotify, que es una aplicación para armar playlists de música y escuchar desde cualquier dispositivo electrónico. Aunque sea unaaplicación gratuita, contiene publicidad molesta o restricciones que molestan a las personas; es por eso que se les da la posibilidad de pagar un plus para usar la aplicación con más libertad.

vidas-candy-crush

El E-commerce, por otra parte, está relacionado con la compra y venta de productos y servicios a través de la web, sin necesidad de la presencia física en tienda. Como todo, tiene sus ventajas y sus desventajas, ya que a pesar de que una persona tenga la posibilidad de comprar cómodamente desde su casa, no puede ver, tocar y probar el producto. Algunas de estas páginas son E-bay, Mercado Libre o Ala Maula. Estas nuevas formas de ingreso, entonces, están ampliamente ligadas a las nuevas soluciones a necesidades existentes que buscan las personas, ayudando a una más profunda segmentación de los consumidores.

La tecnología logró, entre otras cosas, la personalización de situaciones tan simples como las nombradas anteriormente, lo cual en mi opinión, desarrolla más comodidad en la consumidor y más cercanía con el productor, ya que si este logró contactarme es porque investigó acerca de mis gustos y preferencias y pudo acceder a mi, dándome la pauta de que conoce parte de mi perfil.

 

“La modernidad líquida” de Zygmunt Bauman

vidaliquida1

“La vida líquida es una vida precaria y vivida en condiciones de incertidumbre constante”

Durante mucho tiempo, las estructuras sociales se mantuvieron estables. La sociedad estuvo compuesta por instituciones rígidas donde se valoraba lo perdurable, la tradición, la capacidad de compromiso a largo plazo. Esta época, calificada como “Modernidad Sólida”, difiere mucho de la actualidad, a la cual Bauman denomina “Modernidad líquida”. Esto significa que cambian la forma de vivir de las personas, ya que, tras todo este cambio producto de las revoluciones, se impulsa la producción industrial y con ella el consumismo, el cual, en mi opinión, es uno de los causantes de esta vida líquida. Lo que hace el consumismo es generar deseo en las personas, cautivándolas con productos nuevos, llamativos, diferentes. El problema está en que, al vivir en un constante cambio, nunca se terminan de descubrir cosas nuevas, ni de inventar productos nuevos, o mejorar los productos ya existentes. Las personas entonces desean tener lo último que sale a la venta, reemplazando lo viejo por algo nuevo. Esto genera que no se terminen de “encariñar” con algo para que ya lo dejen en el pasado, cambiándolo por algo que momentáneamente desean con mayor fuerza. Un claro ejemplo es el Iphone. Los amantes de la tecnología son los que más se preocupan por comprar lo mejor, lo más nuevo, lo último. Pero los modelos de celulares son mejorados tan fugazmente que quienes los compran no llegan a tenerlos más de seis meses o, como mucho, un año.

Lo interesante de esto es cómo hoy en día se piensan soluciones nuevas para necesidades ya existentes. Si una persona necesita comunicarse con otra que esta en otro lugar, solo necesita hacer una llamada telefónica. Pero hoy en día, además de una llamada normal, se puede mantener una videollamada con una persona, de modo que la comunicación se asemeja más a la realidad, ya que, al ver a la persona en la pantalla, al observar sus movimientos y sus gestos, podemos sentirlo más cerca, como si lo tuviéramos nada más y nada menos que delante de nuestros ojos. El concepto de mobile en sí mismo fue un evento que revolucionó al mercado, ya que no solo sirve para efectuar llamadas de todo tipo, sino que deja al alcance del consumidor la inmediatez de la difusión de mensajes, y su ubicuidad, es decir, sentir que está en todas partes, que no se está perdiendo de nada. Estos cambios en las soluciones a nuestras necesidades mantienen a la gente entretenida con las novedades, y, a su vez, conservan una economía de consumo que puede tener altibajos, pero nunca se detiene.

La conclusión es que lo único necesario es comprender que la vía del cambio es la única posible y necesaria para evitar los conflictos sociales y mejorar las condiciones de vida. En la actualidad, lo característico es precisamente lo efímero, lo mutable, lo impredecible. De aquí viene la frase anteriormente citada: “La vida líquida es una vida precaria y vivida en condiciones de incertidumbre constante”. Contrariamente a la antigüedad, hoy en día vivimos sin saber lo que vamos a hacer el día de mañana. No tenemos certezas acerca de nuestras vidas. La única certeza que tenemos es que vivimos en un constante cambio.

 

Tres mundos de consumo

Existen tres diferentes mundos para diferenciar el consumo en los distintos países del mundo: el mundo amarillo, el mundo rojo y el mundo azul.

  • Para empezar, el mundo amarillo, o mundo de los países emergentes, se caracteriza por el consumo excesivo y el incontrolado acceso a los bienes y servicios. Se lo llama “fiesta del consumo”, ya que se cree que las personas compran y consumen bienes sin control de sí mismas, sin límites ni preocupaciones. Se dice que el crecimiento del consumo desencadena el crecimiento de la riqueza y sus expectativas futuras. Dos grandes países ejemplo de este tipo de mundo de consumo son Brasil y China.
  • El inconveniente llega cuando este mundo amarillo entra en crisis, convirtiéndose en un mundo rojo, donde lo que prima es la frustración en el consumidor, que es consciente de que no puede seguir el ritmo de consumo del pasado, ya que vive en sociedades afectadas por la crisis, como España, Estados Unidos o Francia. En consecuencia, se vuelca más hacia el ahorro y desconfía del rol del Estado, la política y los agentes económicos. Se preocupa por el cuidado de su economía, temiendo lo que pueda pasar si no lo hace.
  • Por último, el mundo azul, o mundo de post-crisis, es aquel que toma al consumo como algo necesario para el bienestar de las personas, pero no como el factor más importante en sus vidas como se lo considera en el mundo amarillo. En este mundo se logra una concientización del consumo, en el que las personas compran aquello que necesitan, sin necesidad de desperdiciar su plata en objetos que no son imprescindibles para su vida. Algunos ejemplos serían los de Suecia y Alemania, donde los consumidores van más allá de la simple compra y también buscan seguridad, sostenibilidad, solidaridad y secularidad en su día a día.

Claro está que este análisis del mundo del consumo está basado en una segmentación hecha a partir de tres distintos “mundos” conformados por diversos países dependiendo de su situación, aunque no habría que dejar de lado la situación propia de cada persona, es decir, su estatus social o capacidad económica. Lo que quiero decir con esto es que hay quienes viven una crisis económica diaria más allá de que vivan en un país perteneciente al “mundo amarillo”, ya que no todas las personas que nos rodean se encuentran siempre en la misma situación que nosotros, ya sea exitosa o problemática. Esto se puede relacionar, a su vez, con la tercera ola que analiza Alvin Toffler, tratándose de una ola que se caracteriza por la desmasificación y personalización. Por lo tanto, no podemos generalizar tanto un concepto como el consumo en un país, sino que es necesario segmentar y personalizar el concepto, como se intenta llevar a cabo hoy en día.

 

Financiación

Crowdfunding o Micromezenazgo

Es la financiación masiva, financiación en masa o por suscripción. Financiación colectiva. Con esto nos referimos a que el Crowdfunding es la cooperación colectiva que se lleva a cabo por personas que realizan una red para conseguir dinero u otros recursos, como quien quiso juntar unos dólares para hacer una ensalada de plata y terminó juntando más de cincuenta mil. Se suele utilizar internet para financiar esfuerzos e iniciativas de otras personas u organizaciones.

Crowdlending

Se trata de préstamos entre particulares y empresas, a cambio de un tipo de interés o de una participación dentro de la empresa que solicita la financiación. Son pequeños inversores que realizan una financiación colectiva, a cambio de intereses pactados, que van en función de la calificación de riesgo de la empresa.

Crowdcreating o creación colectiva

Trata de plataformas en las cuales se puede compartir una idea, recibir comentarios, consejos y opiniones. A su vez, se propone una colaboración para llevar a cabo esta idea.

Crowdsourcing o subcontratación masiva

Se refiere a una tercerización masiva. Es la colaboración abierta distribuida o externalización abierta de tareas. Consiste en externalizar tareas, dejándolas a cargo de un grupo de personas, a través de una convocatoria abierta.

Crowdwisdom o sabiduría colectiva

Se toma en cuenta la opinión de muchas personas para responder a una pregunta o duda.

Advertisements

1 Comment

  1. Bien que hagas un análisis personal de los libros. Te falta el long tail. También muchos de los conceptos de clase. Hacé un uso más efectivo de títulos y sumás ejemplos con videos ilustrativos.

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s